Subida del urbano del 2,85% a partir del 1 de abril

La discrepancia mostrada por el Ayuntamiento de Errenteria ante la subida de tasas acordada en la Autoridad del Transporte de Gipuzkoa no ha sido suficiente para impedir dichas subidas, ya que la representación de la Diputación y Gobierno Vasco en dicho órgano es del 90%. Así las cosas, lo que se suponía una congelación de tasas se ha transformado en una subida generalizada de 5 céntimos en los recorridos urbanos y comarcales.

Los representantes de la Diputación y Gobierno Vasco que se encuentran en dicho órgano han preferido pactar una subida tarifaria en vez de acordar la congelación de las tarifas junto con la gratuidad de los transbordos y la gratuidad a partir del viaje 51 para todas las personas, tal y como propuso la representación municipal del Ayuntamiento.

La subida de tarifas generalizada también viene acompañada de una serie de mejoras. Se pasa de descontar el 46% a descontar el 47% en los 20 primeros viajes. También se aplican unos descuentos, sólo para jóvenes, pasando a descontar del 90% al 100% a partir del viaje 51, y en las bonificaciones de recarga se pasa del 14% al 25 %. La cuestión es que lo que tenía que haber sido una mejora para toda la población, a pesar de los aumentos de los descuentos, las personas usuarias tendrán que pagar más debido a la subida tarifaria generalizada, precisamente muy al contrario de la tarifa plana a 25€ que algunos miembros de la Autoridad del Transporte proponían al principio.

Tras la apuesta que se hizo en la anterior legislatura con la implementación de de la tarjeta Mugi y el actual sistema tarifario de descuentos, en esta legislatura tocaba avanzar en la línea de ir haciendo cada vez más accesible el transporte público, de forma que podamos construir una verdadera alternativa al transporte privado.

El Ayuntamiento de Errenteria contaba con una congelación, que era lo que habían propuesto los partidos con representación en dicho órgano, muy al contrario de lo que han terminado acordando, a lo que el Ayuntamiento había añadido una serie de propuestas que ya venían desde la legislatura anterior con el objeto de favorecer dos circunstancias.

La primera, la de compensar a personas usuarias que por no disponer de servicios directos en sus ejes de desplazamiento están obligadas a realizar transbordos. Dado que desde el punto de vista de gestión es difícil disponer de servicios directos en todos los recorridos, proponíamos la gratuidad de todos los transbordos. Recordemos que al día de hoy se cobra el 25% del trayecto más barato a las personas titulares de la tarjeta Mugi que realizan transbordos.

La segunda, la de quien, por motivo de estudio o trabajo principalmente, realiza más de 50 viajes mensuales. Si bien uno de los principios de la tarjeta Mugi es que cuanto más viajas menos pagas, hoy en día a partir del viaje 51 se aplica una rebaja del 90%, a lo que proponíamos una bonificación del 100%.