La Agenda 21 Escolar de Errenteria ha tenido un final atípico a raíz del COVID-19

Los centros escolares que participan en la Agenda 21 Escolar de Errenteria (alrededor de 4.800 escolares) han analizado el tema iniciado el año pasado, el Cambio Climático, pero en este curso, desde la perspectiva de la alimentación sostenible. Después de dar los primeros pasos, debido al Covid-19, el programa de A21E sólo lo han podido trabajar hasta marzo.

Lo planificado en los dos primeros trimestres (sensibilización, diagnóstico del centro, comunicación) se ha cumplido con creces, pero lo del tercero, incluido el apartado de diagnóstico municipal, se les ha quedado a medias. Aunque han llevado a cabo varias acciones, no han podido obtener las conclusiones para finalizar como se pretendía. Tampoco se han podido celebrar el Foro Interescolar ni el último Pleno Municipal que se celebran a final de curso.

En una situación normal, se elabora el informe final con los puntos acordados en el Foro Interescolar y se presentan al alcalde en el Pleno: por un lado, el trabajo desarrollado durante el curso y, por otro, las propuestas derivadas del diagnóstico del municipio. Este año han realizado una puesta en común para estructurar el informe final, que ha sido presentado a los representantes municipales en formato digital.

Las propuestas planteadas han sido las siguientes:

Promoción de alimentos autóctonos y de temporada

• Reforzar el mercado local. En Beraun, organizar un mercado una vez a la semana para comprar productos locales. Ayudas para la venta on-line de productos locales.
• Ampliar el parque de huertas o crear más huertas en otra zona. Ofrecérselo a familias con problemas.
• Los grupos de consumo son poco conocidos. Deberían reforzarse.
• Trabajar vías de relación entre las tabernas, restaurantes y baserritarras para asegurar una salida viable de sus productos.
• Realizar campañas de sensibilización para que los fundamentos de la alimentación sostenible lleguen a la ciudadanía.
• Los pequeños comercios no pueden competir con los hipermercados. Para concienciar de su importancia en el pueblo y fomentar la compra de productos locales en el mismo, llevar a cabo potentes campañas entre la ciudadanía.

Despilfarro alimentario

• Seguir trabajando y realizando campañas contra el despilfarro de alimentos en comercios, bares y restaurantes.
• Ofrecer el máximo apoyo al Banco de Alimentos.
Aunque desconocen cómo será el inicio del próximo curso, los y las escolares esperan juntarse de nuevo en el Ayuntamiento, recuperar el tema y recibir las respuestas de la Alcaldesa a las propuestas presentadas.