El plan renove de vehículos se activará a finales de marzo una vez publicado en el BOPV

Este plan de ayudas tiene como objetivo contribuir a aumentar la eficiencia en el consumo de energía en el transporte (a través de vehículos que consuman menos) y disminuir su impacto.  El Ente Vasco de la Energía busca impulsar la renovación del parque móvil de la Comunidad Autónoma de Euskadi a través de la adquisición de vehículos altamente eficientes y, por tanto, menos contaminantes (como eléctricos, híbridos, turismos de gasolina o gasóleo de clasificación energética A, y vehículos con emisiones inferiores a 114 gr CO2/km o 184 gr CO2/km, según su MMA, entre otros).

Por ese motivo, serán los vehículos de alta eficiencia los destinatarios de las ayudas previstas en este plan renove, que pretende sustituir vehículos de al menos 10 años en el caso de los turismos (categoría M1),y un mínimo de 7 años cumplidos para las furgonetas (Categoría N1).

La dotación económica con la que cuenta este plan asciende 5 millones de euros y está destinada a personas físicas o jurídicas, de naturaleza privada que residan o tengan su domicilio social y fiscal en la Comunidad Autónoma de Euskadi y las instituciones locales (Ayuntamientos, Mancomunidades, Cuadrillas…).

Aunque las ayudas no entrarán en vigor hasta la publicación de la orden en el BOPV a finales del mes de marzo, en ese momento serán admitidas las operaciones de renovación ejecutadas y facturadas con carácter retroactivo a partir del 1 de marzo de 2019. Al contrario de algunas informaciones aparecidas en diversos medios de comunicación, la subvención a recibir se abonará, una vez liquidado el expediente, directamente al beneficiario, y en ningún caso como deducción de la declaración de la renta.

Obligatoriedad de achatarramiento
Uno de los aspectos más importantes de este plan es la obligatoriedad de achatarramiento del vehículo sustituido. Este requisito exige dar de baja definitiva un vehículo en uso, turismo y furgoneta, teniendo en cuenta las siguientes condiciones:

• El achatarramiento del vehículo se deberá producir a partir del 1 de marzo de 2019.
• El vehículo deberá tener una antigüedad probada igual o superior a siete años en el caso de los vehículos de categoría N1 (furgonetas) sean particulares o de empresa e igual o superior a diez años en el caso de los vehículos de categoría M1 (turismos), sean partículas o de empresa (contando desde la fecha de su primera matriculación y hasta la fecha actual de solicitud de ayuda).
• La persona solicitante de la ayuda habrá tenido el vehículo achatarrado en propiedad desde fecha anterior al 1 de enero de 2019.