El Ayuntamiento informa a la ciudadanía de la liquidación positiva de los presupuestos del año 2018

En el Pleno del pasado martes se dio cuenta de los resultados de la liquidación de los presupuestos del año 2018 del Ayuntamiento de Errenteria. La gestión financiera realizada ha permitido cerrar con una situación económica saneada y con unas cuantías de ahorro importantes.
Concretamente, las obligaciones reconocidas han ascendido a 52.960.000 euros, lo que supone un nivel de ejecución de los presupuestos del 80%, pero si tenemos en cuenta los 7 millones que se han incorporado del remanente de tesorería, de los cuales algunos en estos momentos ya están ejecutados y pagados, supondría añadirle un 10% más a ese nivel de ejecución.
Además, el resultado de la liquidación ha dejado también un remanente líquido de 4.400.000 euros para poder seguir atendiendo necesidades y llevar a cabo actuaciones no previstas en los presupuestos.
Dado que el momento de la presentación de la liquidación es el momento idóneo para recapitular sobre el sistema financiero municipal, el Ayuntamiento ha utilizado los indicadores económicos que la propia Diputación Foral de Gipuzkoa publica con respecto a las liquidaciones de todos los municipios del territorio.
Los indicadores de la Diputación Foral muestran que los resultados de la liquidación han sido posibles reduciendo la deuda, generando ahorro neto y reduciendo la carga fiscal.

A modo de resumen, y siguiendo los indicadores económicos mencionados, el Ayuntamiento quiere destacar de entre los que se presentaron en la liquidación, tres que sobresalen por reflejar de forma esquemática los resultados de la gestión realizada estos últimos años por el Ayuntamiento de Errenteria:

1º- Con respecto a la deuda: se ha reducido la deuda un 5%.

2º- Con respecto al ahorro: se ha generado un ahorro neto en el año 2018 del 10%, es decir, un ahorro de 5.300.000 de euros.

3º- Con respecto a la carga fiscal propia: se ha reducido la carga fiscal propia, tanto de los impuestos (en un 1%) como de las tasas (en un 2%).

Es decir, los resultados de la liquidación presentados al inicio han sido posibles habiendo reducido la deuda, generando ahorro neto y disminuyendo la carga fiscal, lo cual denota una gestión eficaz y responsable de los recursos públicos, lo que ha permitido cerrar con una situación financiera saneada.