El ayuntamiento ha aprobado una moción sobre la gestión de los pinares y la protección del medio ambiente y la salud púbica de Errenteria

El pasado mes de enero la Plataforma ecologista de Gipuzkoa Naturkon presentó para su votación en el Ayuntamiento una moción sobre “los pinares del municipio y la protección del medio ambiente y la salud pública” en relación a la gestión de la enfermedad de la banda marrón del pino insignis.

En el escrito los ecologistas afirman que el monocultivo maderero del pino insignis y de otros árboles de carácter exótico, ocasiona importantes pérdidas de biodiversidad en los ecosistemas forestales y acuáticos. Añaden además que ya se han extinguido casi el 75% de los bosques naturales (hayedos, robledales, melojares, etc.) de la CAPV.

Así mismo, explican que la explotación intensiva mediante dichos monocultivos madereros genera la proliferación de plagas específicas: la procesionaria, el fusarium, la banda roja y la banda marrón en nuestro territorio.

Por ello, con el objetivo de luchar contra dicha plaga el año pasado la Administración competente presentó la “Estrategia vasca para la recuperación de bosques de coníferas”, mediante la que se pretende, entre otros asuntos, impulsar la fumigación aérea mediante óxido cuproso para el tratamiento de la enfermedad fúngica de la banda marrón.

En ese sentido, la Asociación Naturkon recuerda que debido a su falta de precisión la fumigación aérea está prohibida con carácter general por la normativa comunitaria, tanto por sus riesgos ambientales como sanitarios.

Además, el óxido cuproso es un fungicida poco selectivo que actúa sobre una gran número de especies sean o no patógenas afectando no solo a comunidades naturales de setas y hongos sino también a la flora y fauna, a los suelos, a las aguas, a los cultivos alimenticios y a la salud pública.

Considerando todo lo anterior y a la vista del riesgo que supone dicha práctica, el Pleno del ayuntamiento ha aprobado dicha moción y solicita a la Diputación Foral de Gipuzkoa (y al resto de instituciones públicas de Euskal Herria) que no efectúe ningún tipo de fumigación aérea en las masas forestales del municipio.

En consecuencia, y tras analizar la moción propuesta, el Ayuntamiento ha decidido no autorizar la aplicación de tratamientos desde aeronaves a base de óxido cuproso en sus montes, e invita a las personas propietarias de terrenos forestales a que hagan lo mismo.

Por último, el Ayuntamiento de Errenteria indica que se ha aprobado crear un registro para que los vecinos y las vecinas que no quieran que sus parcelas sean fumigadas puedan inscribirse en el mismo para recibir apoyo del Ayuntamiento.