El Ayuntamiento de Errenteria pone en marcha un estudio para recoger las percepciones de las personas LGTBI de la ciudad

El Ayuntamiento de Errenteria pone en marcha un estudio para recoger las percepciones de las personas LGTBI de la ciudad, las necesidades de la población LGTBI, con el objetivo primero de conocer las realidades y a partir de ese diagnóstico definir las prioridades en materia de diversidad sexual y de género, que serán recogidas en el III Plan de Igualdad.
El peso estructural que el sistema sexo-género tiene en nuestra sociedad justifica, sin duda, la diferenciación normativa entre mujeres y hombres. Sin embargo, aparte del sexo, existen otras fuentes estructurales de desigualdad (la edad, la clase social, la situación administrativa, la diversidad sexual y de género, cultural o funcional, por ejemplo) que mantienen relaciones recíprocas con él. El sistema sexo-género obvia la diversidad sexual y las identidades de género y discrimina no solo a las mujeres —en las que se han centrado las políticas públicas para la igualdad más tradicionales—, sino a las lesbianas, gais, transexuales, transgénero, bisexuales e intersexuales.

Hace unos meses el Ayuntamiento de Errenteria fue interpelado para desarrollar políticas en ese sentido. Por ello, antes de plantear cualquier intervención municipal dirigida a la población LGTBI, se vio necesario llevar a cabo un diagnóstico que nos arroje un reflejo de sus realidades en Errenteria. Con esa información, estará en grado de elaborar acciones adecuadas para incluir en el III Plan de Igualdad.

Líneas generales del proceso
Para realizar el diagnóstico se va a poner en marcha un proceso participativo en el que va a ser fundamental la colaboración del colectivo LGTBI. Desde el principio hasta el final será fundamental la continua relación entre las investigadoras, las personas del colectivo LGTBI y el Ayuntamiento. El proyecto tendrá tres fases:
– En la primera fase se identificarán a agentes, personas y expertas que se sitúan en la comunidad LGTBI con el objetivo de realizar un mapa general de la situación del colectivo en el municipio. Ya se han realizado los primeros contactos y se ha compartido y conformado el proyecto, la metodología y cronograma. Sin embargo, siguen en el proceso de identificación e invitan a la comunidad LGTBI del municipio a ponerse en contacto con las investigadoras y que se unan al proceso.
– En la segunda fase se hará el trabajo de campo.
– La tercera fase será la de interpretación de datos y redacción.