TSJPV confirma la anulación del Convenio con Orereta

El PSE-EE de Errenteria ha dado a conocer que el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, mediante sentencia de 22 de julio de 2015, ha ratificado la sentencia 56/2015 que dictó el juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de San Sebastián declarando nula la modificación del convenio existente con la ikastola Orereta, por la que el Ayuntamiento de Errenteria se obligaba a ejecutar obras por importe de casi 550.000 euros a favor del centro educativo privado y declarando la nulidad de pleno derecho la modificación del convenio de cesión de uso. La sentencia establece en el fundamento 5º que: `…. las circunstancias o motivos que justifiquen la adjudicación directa requieren su justificación en el procedimiento que se trate y no en la forma en que la entidad local tenga por conveniente o adecuada´. En un comunicado, el portavoz socialista del PSE-EE de Errenteria, José Ángel Rodríguez, ha explicado que en julio de 2013, Bildu y el PNV aprobaron la modificación del convenio con la ikastola Orereta. El grupo municipal socialista votó en contra de la iniciativa y presentó una enmienda en la que se advertía de la ilegalidad de la misma ya que, “en la práctica”, suponía una subvención “encubierta” de más de 500.000 euros en obras a este centro educativo privado-concertado. “Ante las graves irregularidades existentes en el procedimiento y en defensa de los intereses de Errenteria, el grupo municipal socialista impugnó el acuerdo en vía judicial en septiembre de 2013”, ha dicho. En marzo de 2015, la sentencia 56/2015 del juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de San Sebastián anulaba el convenio de Orereta. El ayuntamiento recurrió la sentencia y además, licitó una nueva obra por un importe superior a 65.000 euros. Iniciativa que se llevó a cabo dos semanas antes de las elecciones municipales. Mediante la sentencia dictada por el TSJPV, de la que no cabe recurso, confirma la sentencia de lo Contencioso-Administrativo que declaraba la nulidad de pleno derecho de la modificación del convenio de cesión de uso. Por lo tanto, esta cuestión ha quedado zanjada y a partir de ahora todos los procedimientos que se adopten se tienen que atener a la Ley y, “a los intereses de nuestros vecinos”. Rodríguez ha explicado que al alcalde de Errenteria no le queda más que dar explicaciones y asumir su responsabilidad con el cumplimiento de la sentencia, lo que implica la anulación de los contratos adjudicados y la devolución del dinero público gastado en unas obras, que como se ha certificado, son “ilegales”, así como la anulación del convenio firmado con Orereta, “por ir en contra de los intereses municipales”. Tienen que volver a las arcas municipales el dinero que se ha gastado de forma “ilegal, arbitraria y por puro electoralismo”. Tanto en primera como en segunda instancia, los tribunales han estimado que Bildu ha actuado de forma “encubierta” y concediendo “a su antojo” una subvención de casi 550.000 euros en obras. “Desconocemos la cantidad total que el ayuntamiento ha gastado ya en obras ilegales, pero sabemos que supera los 100.000 euros”. Una persona que asume una responsabilidad como la de ser alcalde de un ayuntamiento no puede de forma arbitraria conceder varias subvenciones firmando un convenio con Orereta a sabiendas de la imposibilidad de dicha concesión, ha dicho para concluir.