SIMBIOSIS+un programa de Terapia Asistida con Perros de una protectora de Lezo-Errentería en el Centro Penitenciario Pamplona I.

El pasado 25 de noviembre 2019, Las entidades Asociación Adopta Un Kirebino, Kireba (ambas de Lezo-Errenteria) y Caballcan (Asociación Navarra de Terapias Asistidas con Perros y Caballos), iniciaron en Proyecto SIMBIOSIS+, un programa de Terapia y Educación Asistida por Perros en adopción en el Centro Penitenciario de Pamplona.

El programa se basa, tal como su nombre indica, en una relación simbiótica entre los internos y los perros, mediante la cual ambos obtienen beneficios directos y desinteresados por parte del otro. Los internos de la prisión reciben una intervención Terapéutica y Educativa estructurada mientras socializan y educan a un grupo de perros adultos de protectora para la mejora de su calidad de vida e incremento de sus posibilidades de adopción. De este modo, dentro de este proyecto se realizan dos labores sociales; la concienciación sobre el abandono animal actuando directamente sobre ello mediante el fomento de la adopción y mejora de calidad de vida en perros de protectora y el apoyo a la reinserción de los presos.

Los perros que participan en el proyecto, son diferentes entre ellos, pero tienen algo en común  (además de haber sido recogidos en la calle); se han seleccionado aquellos que llevan mucho tiempo en la protectora, pasando desapercibidos y sin haber tenido oportunidad de ser adoptados. Cabe decir que desde que se iniciaron los preparativos del Proyecto SIMBIOSIS+, los perros han recibido más atenciones, más cariño, más visitas y paseos con voluntarios, se ha disminuido su estrés, incrementado su sociabilidad, estado de ánimo positivo y, en definitiva, su calidad de vida; además de obtener una mayor visibilidad de la que hubieran tenido jamás si no hubieran sido incluidos en el programa.

 

Las instituciones hace meses dejaron de responsabilizarse de estos perros, como causa de la decisión de cambiar la licitación y el contrato del servicio de recogida de animales de la vía pública a una empresa casi temerariamente más económica. Desde ese momento, por temor al sacrificio casi inmediato, la Asociación Adopta Un Kirebino decidió no ceder a estos perros y asumió su tutela y gastos sin apoyo, hasta que encuentren a su familia ideal. Por tanto, no únicamente para el cuidado de estos perros, sino para el desarrollo de este Proyecto, como entidad no disponemos de fondos de ningún tipo y todos los gastos están solventados por los profesionales que lo desarrollamos, impulsados por una fe ciega en la calidad del proyecto y de los beneficios sociales que produce tanto en las personas, como en los perros. Por ello actualmente nos encontramos en búsqueda de colaboración por parte de alguna empresa o entidad, además de desarrollar iniciativas para la recaudación de fondos, como es el instalar “rincones solidarios” en algunos establecimientos colaboradores o el evento programado para el día sábado 14 de diciembre,  la Dog Christmas Party Solidaria, en Kireba, con actividades organizadas para toda la familia, stands, pintxopote, concursos, sorteos…etc.

 

Otro factor crucial para el desarrollo y calidad de este proyecto ha sido la formación de un equipo profesional capacitado para aplicar intervenciones terapéuticas y educativas, además del conocimiento y experiencia específicos en el sector de la Terapia y Educación Asistida con Animales y la educación canina. Con un equipo formado por una psicóloga, una fisioterapeuta, educadoras sociales y Técnicos y Expertos en TAA y educación canina. Además de un equipo de voluntarios que con su implicación ayudan al trabajo educativo diario de estos perros.