Resultados del consenso sobre recogida de residuos

Se acaba de cumplir un año desde que en Errenteria se puso en marcha el nuevo sistema de recogida de residuos. Transcurrido un año la tasa de recogida selectiva se sitúa en el 60%. Este dato supone una mejora importante respecto al 2014, cuando se recogía selectivamente el 30% de todos los residuos.

El contenedor marrón ha tenido una muy buena acogida entre la ciudadanía y  su implicación ha contribuido de manera decisiva en la mejora de éstos datos. Durante el 2017 se recogieron 1.400 toneladas de residuos orgánicos y en lo que llevamos de 2018 se han recogido 2.231 toneladas . Esto supone que hemos evitado que 2.231 toneladas de residuos vayan al contenedor de rechazo, con la considerable mejora madioambiental y la correspondiente reducción del déficit del servicio de recogida.

A pesar de que la mayoría de la ciudadanía separa correctamente sus residuos existen algunas actitudes que pueden echar al traste el buen comportamiento mayoritario.

Aspectos a mejorar

Por un lado, el Ayuntamiento está trabajando para solucionar los problemas que está generando el sistema de apertura de los contenedores marrón y gris. Por un lado, se ha realizado un cambio masivo de las pilas del sistema de apertura y por otro lado se está en contacto con las empresas suministradoras para darle una solución definitiva al problema.

Respecto a la recogida propiamente dicha, además de la cantidad de residuos recogido selectivamente, es primordial garantizar la calidad de dichos residuos. Durante el mes de octubre se han realizado caracterizaciones del contenedor de orgánico (por parte de GHK) y se han detectado materiales no orgánicos dentro del contenedor marrón. Algunos de los cuales que pasamos a subrayar  pueden haber sido depositados por desconocimiento y vamos a indicar donde se deben depositar 

– Envases rellenos de comida (si no se puede aprovechar la comida, el contenido se echa al orgánico y el envase, vacio, al amarillo)

– Pañales (se deben depositar en el contenedor gris o de rechazo)

– Telas (se deben depositar en el contendor blanco)

– Envases de plástico (siempre al contenedor amarillo)

– Bolsa de plástico: hay que recordar que la materia orgánica se debe depositar en bolsas compostables. Para ello, el ayuntamiento dispone de una serie de máquinas dispensadoras de bolsas. Las cuales son gratuitas. 

En cambio, encontrar a día de hoy en el contendeor marrón otros residuos como vidrio, RAAE y medicamentos es completamente inaceptable.

Debemos evitar que dichos residuos no orgánicos aparezcan en el contenedor marrón. El Ayuntamiento tomará las medidas necesarias para evitar que la poca sensibilidad de unos pocos  echen a perder la buena labor de separación realizada por el 95% de la población.

Por otro lado, junto a los contenedores, siguen apareciendo residuos en el suelo. Por un lado están las bolsas de residuos y por otro los residuos voluminosos (muebles, electrodomésticos, etc). Debemos recordar que está terminantemente prohibido depositar tanto bolsas de basura como residuos voluminosos fuera de los contenedores.

En este sentido hay que recordar que en mayo el ayuntamiento puso en marcha un nuevo sistema gratuito de recogida de  los residuos voluminosos.  Si alguien quiere desprenderse de un residuo voluminoso debe coger cita llamando al número de telefono 943341345 o llevarlo al garbigune. Por lo que en ningún caso debiera depositarse en el suelo residuo alguno.

En este sentido, todos los grupos apoyamos todas las  iniciativas que ,para mejorar el reciclaje y disminuir la cantidad de impropios, ha puesto en marcha el Ayuntamiento.

Educadores

Al igual que a inicio de año, a partir de diciembre se realizará una campaña de información y sensibilización en Errenteria. En esta campaña, habrá educadores en las calles que informarán sobre las dudas sobre la recogida selectiva e incidirán en los comportamientos positivos.