La Diputación Foral de Gipuzkoa ha adquirido a Kutxabank el edificio de la calle Peñaflorida

La Diputación Foral de Gipuzkoa ha adquirido a Kutxabank el edificio del número 1 de la calle Peñaflorida de San Sebastián. La Diputación Foral venía utilizando desde 1983 este edificio, que sigue siendo a día de hoy imprescindible para su buen funcionamiento. Desde febrero de 1983 se venía abonando una cantidad a Kutxa en concepto de alquiler, y ahora la Diputación lo ha adquirido a Kutxabank, por un precio de 13.348.468,39 euros, pagaderos a cinco años con un interés del 0 %. Responsables de Kutxabank y la Diputación Foral han suscrito este mediodía el acuerdo de compraventa.

El inmueble adquirido dispone de 5.006 metros cuadrados, y alberga desde los años 80 diversas oficinas y servicios de la Diputación Foral. Aun cuando la Diputación no tuvo que abonar renta de alquiler alguna hasta febrero de 1993, hubo de hacerse cargo de las obras de reforma y acondicionamiento necesarias, por las que pagó 165.673.385 de las antiguas pesetas. Desde febrero de 1993, la Diputación ha venido utilizando el edificio de la calle Peñaflorida en régimen de alquiler, con una renta negociada con Kutxa, que en 2013, por ejemplo, supuso un total de 761.737 euros. Durante todos estos años, la Diputación ha abonado por concepto de alquiler 12.188.294 euros, además del importe de diversos trabajos de acondicionamiento (por un total de 1.565.218,83 euros). Mediante esta compraventa, la Diputación Foral se hará con la propiedad del inmueble, por el pago de la cantidad total de 13.348.468,39 euros (5.339.387,36 euros el presente año, y 2.002.270,26 euros en cada uno de los próximos cuatro años). La Diputación no deberá abonar interés alguno.

Según ha señalado el diputado de Ordenación del Territorio Iñaki Errazkin, «el acuerdo pone fin a una situación provisional y da estabilidad a las oficinas y servicios radicados en la calle Peñaflorida. Además, es evidente que la compraventa resulta económicamente ventajosa para la Diputación, pues evitará el pago anual de una abultada renta».