La Diputación Foral crea 452 plazas en centros sociales y residenciales

La Diputación Foral de Gipuzkoa ha creado un total de 452 plazas en centros sociales, residenciales y centros de día, un 8% más que las plazas inicialmente previstas. Ello supone el 71% de los objetivos de cobertura totales a conseguir a finales de 2018. Y en prestaciones de dependencia se ha pasado de 12.282 beneficiarios a 16.570, un 12% más de lo estimado por el Mapa Vasco. Así se desprende de la Evaluación final del Mapa de Servicios Sociales de Gipuzkoa 2015-2017, que ha presentado esta tarde en Juntas Generales la diputada de Políticas Sociales, Maite Peña, quien por un lado ha destacado que “hemos aumentado la cobertura de los servicios sociales, tanto la total como la de la población con mayores necesidades. Y por otro hemos mejorado el equilibrio territorial en algunos servicios, mientras que en otros ha empeorado”. “Otra de las conclusiones –ha significado Peña- es que la lista de espera en residencias para mayores y para discapacidad ha aumentado por encima de lo planificado y en general el tiempo de espera ha crecido”.

Una vez finalizado el periodo de vigencia del Mapa de Servicios Sociales de Gipuzkoa 2015-2017, dicho informe de evaluación final se ha realizado atendiendo a los objetivos de cobertura e indicadores que se incluyeron en el citado Mapa. Para analizar el grado de cumplimiento de los objetivos de cobertura, la Diputación Foral ha evaluado el número de plazas abiertas en el periodo 2015-2017 en el THG en comparación con los objetivos planteados en el citado Mapa así como en el Mapa de Servicios Sociales de la CAV. En segundo lugar el ente foral ha realizado una valoración del grado de cumplimiento de la batería de indicadores establecidos en el propio Mapa. Y por último ha presentado una serie de conclusiones obtenidas de la citada evaluación que deberán de tomarse en consideración en el próximo Mapa de Servicios Sociales. A su vez los datos referidos a toda la batería de indicadores que se establecían en el Mapa ya estarán disponibles desde mañana en la página web del Observatorio Behagi.

Mayor cobertura para dependencia

Para la evaluación del Mapa existe una batería de indicadores que se miden anualmente, y que están asociados a objetivos de cobertura, de equilibrio territorial, de eficiencia, etc. El valor de los indicadores se compara con las metas establecidas en su momento. En ese sentido cabe subrayar la evolución positiva de los siguientes indicadores: cobertura sobre la población total; la cobertura de personas en situación de dependencia; la proporción de personas mayores atendidas en casa; las personas en programas psicoeducativos de infancia; la proporción de menores en familias de acogida; la proporción de centros de discapacidad 365 días; así como la Proporción de la PEAP respecto a suma PEAP+PECE (Prestación Económica de Asistencia Personal y Prestación Económica para Cuidados en el entorno familiar).

Por otro lado, en la evaluación del mapa también se aprecia una evolución insuficiente de los indicadores relacionados con las listas de espera de acceso a centros residenciales, con la desviación de la cobertura por áreas; así como el porcentaje de menores en acogimiento especializado. En torno a dicha evolución insuficiente, la diputada ha matizado que hay que distinguir por un lado entre los indicadores de resultado que miden “la consecuencia de las metas de cobertura establecidas”; y por otro los indicadores de impacto, que permiten dar “un seguimiento” a los cambios en el entorno atribuibles a las medidas adoptadas, pero en los que “también inciden otros factores externos”.

Para finalizar, Peña ha hecho hincapié en que la Diputación debe llegar a “desplegar la diferencia que nos queda” respecto al objetivo definido por el Mapa Vasco, lo cual supone “en torno a 200 plazas nuevas”. Asimismo ha recordado que estamos elaborando “un nuevo Mapa” para los próximos años, que, “deseablemente”, debería integrar en Gipuzkoa “tanto servicios forales como municipales”.