Fanderiako Errota-Ibaiaren Etxea, abre sus puertas para poner el valor el patrimonio cultural y fluvial de Errenteria

Este edificio atestigua la pujanza y evolución de la industria en Errenteria, aprovechando la fuerza del agua que ya en el siglo XV (1450) servía de energía motriz para la ferrería de Renteriola, transformada a través de los años en fandería, molino y fábrica de harinas y de piensos, cesando su actividad industrial en 1996.

Fanderiako Errota-Ibaiaren Etxea es un espacio expositivo centrado de momento en la planta inferior del edificio corresponde a la zona de molienda y a la turbina del antiguo molino. Se trata de una actividad mixta, al contar con elementos de un molino tradicional y de la fábrica de harinas que le sucedió.

Este edificio atestigua la pujanza y evolución de la industria en Errenteria, aprovechando la fuerza del agua que ya en el siglo XV (1450) servía de energía motriz para la ferrería de Renteriola, transformada a través de los años en fandería, molino y fábrica de harinas y de piensos, cesando su actividad industrial en 1996.

En Fanderiako Errota-Ibaiaren Etxea se podrá conocer la historia de esta instalación, su funcionamiento y  sobre todo el patrimonio fluvial de Errenteria, un elemento para valorar y disfrutar.

El Ayuntamiento de Errenteria quiere agradecer a la Mancomunidad de Añarbe, en el 50º aniversario de su creación, el apoyo financiero de esta entidad pública dedicada al abastecimiento y saneamiento del agua, para la apertura de este centro de interpretación fluvial, dedicado a un elemento fundamental del ciclo integral del agua: nuestra red fluvial.