Euskaraldia, 11 días en euskera, del 23 de noviembre al 3 de diciembre

Dos son las lenguas oficiales en Gipuzkoa, el euskera y el castellano. Sin embargo, resulta evidente que ambas lenguas no se sitúan en un plano de equilibrio y que tanto en la esfera pública como en la social el castellano es preponderante. Consideramos que con la mera continuación de las actuales prácticas es imposible alcanzar un escenario de paridad; creemos que debemos dar mayor impulso a la igualdad lingüística, dando, para tal fin, prioridad al euskera en esta práctica en concreto. Uno de los retos de la Diputación Foral de Gipuzkoa y de los ayuntamientos guipuzcoanos es alcanzar la igualdad lingüística, social y de género y, en consecuencia, dar los pasos necesarios para ello.  

Asimismo, UNESCO considera que uno de los retos más importantes de este siglo es preservar el patrimonio lingüístico mundial y poder desarrollar las lenguas minorizadas. Cerca de 7.000 lenguas componen el patrimonio lingüístico mundial. El 97 % de la población mundial tiene como lengua materna el 4 % de las lenguas existentes, y el 3 % de la población, el 96 % restante. Por lo tanto, son muy pocas las lenguas mayoritarias en el mundo, y conviven con multitud de lenguas minoritarias y minorizadas. 

En Gipuzkoa se hablan más de 100 lenguas, y tendremos que aprender a gestionar adecuadamente esa diversidad. No obstante, el primer paso para una convivencia saludable es conseguir que el euskera y el castellano alcancen una situación de equilibrio.

En ese sentido, es preciso aunar los esfuerzos entre las personas, la sociedad y las administraciones y seguir sustentándose mutuamente  -así lo recoge también el informe Eta Hemendik Aurrera Zer del Gobierno Vasco-; del mismo modo, resulta imprescindible hacer un sitio a las nuevas normas lingüísticas sociales en favor de las lenguas minorizadas.

El proceso de normalización del euskera ha tenido un recorrido fructífero en las últimas décadas, gracias a la colaboración de todos. El resultado ha sido destacable, pero, como en todos los procesos, ha tenido sus luces y sus sombras; hay motivos para estar satisfechos y también datos preocupantes. 

De acuerdo con la VI Encuesta Sociolingüística realizada en 2016, en las últimas décadas los datos de conocimiento han aumentado considerablemente, sin embargo, el uso no ha crecido en la misma medida; el 57,4 % de la población de más de 2 años que vive en Gipuzkoa es vascoparlante, y el 73,3 % de la población entiende el euskera. En cambio, los datos sobre el uso indican que en Gipuzkoa habla en euskera el 39,5 % de la población de más de 16 años.

A la vista de estos datos, el proceso de normalización del euskera se encuentra en un punto de inflexión, al final de una fase y al inicio de otra. En esa nueva etapa, es evidente que hay que incidir en el uso de la lengua.  

No le hemos dado la importancia necesaria a la comprensión del euskera, y, para poder deshacer el nudo del uso de la lengua, la comprensión es una clave principal. Así, si subrayamos el valor de la comprensión del euskera, si extendemos completamente la comprensión, abriremos un espacio amplio y productivo para el euskera y los guipuzcoanos. Otro dato a tener en cuenta: en la mayoría de los municipios guipuzcoanos la comprensión es superior al 80 %, y, en el resto, más del 60 % de la población entiende el euskera. 

Euskaraldia, 11 días en euskera, del 23 de noviembre al 3 de diciembre

En ese contexto, la Viceconsejería de Política Lingüística del Gobierno Vasco y Topagunea, en colaboración con numerosos agentes, han puesto en marcha la iniciativa Euskaraldia. Nuestro municipio también se ha implicado con todo empeño, y la comisión encargada de desarrollar la iniciativa ya está trabajando en ello.  

Vamos a invitar a la ciudadanía a realizar durante 11 días una nueva práctica lingüística. Las personas mayores de 16 años seremos los sujetos de este ejercicio, y la propuesta consiste en realizar un ejercicio colectivo durante 11 días para cambiar nuestros hábitos lingüísticos, haciendo hincapié en la comprensión. Se han diferenciado dos tipos de participantes: ahobizi y belarriprest.

Durante esos 11 días, las personas ahobizi hablarán en euskera con todas aquellas que lo entiendan, y las personas belarriprest, en cambio, invitarán a sus interlocutores a que se dirijan a ellas en euskera, independientemente de que les contesten en euskera o en castellano. 

El objetivo de la iniciativa es visibilizar y vivir en primera persona, mediante este ejercicio práctico, que es posible transformar los hábitos lingüísticos, y, en la medida de los posible, mantener las nuevas prácticas lingüísticas después de esos 11 días. 

Euskaraldia en la Diputación Foral y en los municipios de Gipuzkoa

El V Plan de normalización del uso del euskera de la CAV recoge los siguientes datos en su informe de evaluación final:

o El 90,4 % de los representantes políticos guipuzcoanos es capaz de entender el euskera, y el 86,8 % de hablarlo.o El 86,8 % del personal al servicio de las administraciones públicas de Gipuzkoa habla bien o muy bien en euskera.

Teniendo en cuenta los datos indicados y la situación sociolingüística de Gipuzkoa, contamos con unas condiciones apropiadas para impulsar el uso del euskera. Euskaraldia, además, nos ofrece una oportunidad incomparable a las instituciones públicas y a los responsables políticos de Gipuzkoa para asumir las responsabilidades que nos corresponden y actuar de forma ejemplar, y para dar nuevos pasos en el uso de nuestra lengua. 

Por todo ello, presentamos esta DECLARACIÓN INSTITUCIONAL

El Ayuntamiento de Errenteria quiere manifestar que: 

• El Pleno Municipal se une a la iniciativa Euskaraldia y se hará cargo de su promoción. Para ello, se compromete a actuar con responsabilidad y ejemplaridad.• La función principal de los responsables políticos será difundir la iniciativa en el marco del Euskaraldia y, especialmente, dentro del ayuntamiento. Con ese fin, dará los pasos necesarios para activar el mayor número de personas ahobizi y belarriprest, tanto entre los responsables políticos como entre la plantilla municipal.• La personas ahobizi nos comprometemos a hablar en euskera con quienes lo entienden. • Las personas belarriprest invitaremos a nuestros interlocutores a que nos hablen en euskera, aunque nosotros les contestemos en euskera o en castellano.• El Ayuntamiento adoptará medidas para hacer posible esas prácticas lingüísticas y poder mantenerlas en el futuro.  • El Ayuntamiento, como promotor de la iniciativa, invitará tanto al personal y a los políticos del ayuntamiento como a la ciudadanía en general a participar en la iniciativa Euskaraldia, y facilitará la inscripción. • El Ayuntamiento  está de acuerdo en desarrollar la iniciativa de forma conjunta, colectiva y simultánea en Gipuzkoa, en el mayor número de municipios y mancomunidades, en la Diputación Foral y en las Juntas Generales de Gipuzkoa, con el fin de promover una política unificada a nivel territorial.