El PSE-EE realiza un balance positivo del Atlantikaldia pero pide una mejor gestión del mismo

Para los socialistas el festival Atlantikaldia debe ser un festival para todos y llegar a los barrios.

Pasado el Festival de Atlantikaldia 2018 desde el grupo municipal socialista manifestamos que la edición de este año ha sido positiva en cuanto al público asistente, pero con importantes sombras que deberían estudiarse y replantearse su mejora. 

Según manifiesta el portavoz socialista José Ángel Rodríguez: “Un año más, las fechas elegidas para este festival han coincidido con el Festival de Cine de San Sebastián lo que ha hipotecado las posibilidades de mejorar el número de público asistente. Este año volveremos a proponer que se estudie la modificación de las fechas. El festival finalizo el domingo a mediodía perdiéndose el horario de tarde, donde la mayoría de familias cuentan con tiempo de ocio. Si había que recoger por el mercadillo del lunes hay más plazas en el pueblo para alargar los eventos y llegar a los barrios”

Durante y después del festival hemos recibido multitud de críticas por parte de vecin@s y hosteler@s por la centralización del festival en la Alameda, impidiendo que otras zonas y barrios pudiesen verse beneficiados a nivel de actos, público y consumos. A nuestro entender, debería trabajarse por conseguir un festival más descentralizado lo que redundaría en una mejora de la hostelería y el ocio de los barrios. A esto se suma el hecho de que desde el Ayuntamiento se contrata a establecimientos de fuera de Errenteria para vender comidas y bebidas en los “foodtrucks” de la Alameda. Sería más razonable que ese espacio estuviera ocupado por establecimientos del propio municipio.

Asimismo se ha comprobado que los puntos de recogida de residuos han sido insuficientes ya que se han visto constantemente desbordados o la falta de punto morado de información.

Igualmente entendemos que teniendo una empresa organizadora que nos cuesta 82.000 € se deberían conseguir más recursos financieros y patrocinadores para que los más de 350.000 € que cuesta el festival no los asumiera en su gran mayoría el Ayuntamiento. Aquí la coherencia de remunicipalización de servicios brilla por su ausencia.

Agradecer a tod@s los que de una u otra manera han colaborado con el festival y al público en general por su respeto y tolerancia en el mismo.