El PSE-EE critica la mala gestión en materia laboral del equipo de gobierno de Bildu y Podemos-Irabaziz

El PSE-EE a través de su portador municipal José Ángel Rodríguez ha manifestado que “hemos tenido que ver cómo han tenido a estas trabajadoras durante unos meses contratadas por el Ayuntamiento, dado que tenían que cumplir con la sentencia de nulidad en primera instancia, esperando la sentencia del recurso del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco que la entidad municipal realizo. Pero las han tenido en casa, pagándoles un sueldo y sin facilitarles labores a realizar.

Como la sentencia de dicho tribunal superior ratificó la sentencia de nulidad de despido, el equipo de gobierno formado por EHBildu e Irabaiziz- Podemos han buscado en reuniones con los afectados el arreglo con dinero, cuestión que “no iba a ser un problema porque iban a ser generosos con las indemnizaciones siempre que no se hablase de trabajo”, según declaraciones de los afectados, denominando estas reuniones como “formalismo legal” y censurando la nula voluntad del equipo de gobierno a reconducir la situación.
Desde el PSE-EE denunciamos estas aptitudes de un equipo de gobierno que manifestaba que en este proceso su principal preocupación e interés eran los trabajadores y que cuando han llegado las sentencias hemos comprobado que no era así y que sus palabras únicamente respondían a un interés políticamente partidista. Unos grupos que se denominan de izquierdas y defensores de la clase trabajadora y cuyas actuaciones en este asunto han sido nefastas, perjudicando a trabajadores, familias y al propio ayuntamiento, alegando motivos técnicos, organizativas o de producción para despedir a estas trabajadoras mediante un despido procedente con una mínima indemnización cuando saben que no concurren esas causas.

Es incomprensible que un Ayuntamiento como el de Errenteria no cumpla con las sentencias, argumentando sus gestores que no hay labores que puedan realizar estas trabajadoras, cuando tienen subcontratadas empresas externas hasta para abrir y cerrar locales municipales.
Es curioso que hablen de remunicipalizar servicios y con este argumento político quitaron el de la OTA cuando su dinámica en el día a día es la subcontratación y que a día de hoy seguimos sin tener una planificación para el resto de municipalizaciones que dijeron que iban a realizar. Seguramente no exista y todo ello era una estrategia y excusa para despedir a estos trabajadores.

Con esta situación volvemos a la judialización laboral ya que las trabajadoras afectadas han anunciado que defenderán sus derechos, ante unos gestores municipales que se obstinan en enfrentarse a ellas e incumplir las sentencias. Esta situación nos seguirá costando gran cantidad de dinero que saldrá de las arcas municipales y que superará considerablemente los más de 800.000 € que llevamos ya gastados en indemnizaciones, costas, abogados y procuradores con este tema.

Para el portavoz del PSE-EE “los vecinos del pueblo no entienden como se está tratando a estas trabajadoras y mucho menos que se negocie en los términos publicados por las afectadas con el dinero público en un continuo mercadeo. La correcta gestión pública que han venido realizando EHBildu e Irabaziz-Podemos en Errenteria con este tema brilla por su ausencia. Si hubieran hecho caso a la oposición desde el principio, no estaríamos pasando ahora por esta grave situación y no tendríamos este nefasto resultado para los intereses del Ayuntamiento y que está a la vista de todos los ciudadanos.