El equipo de gobierno de Errenteria especula con intereses partidistas sobre el nuevo sistema OTA según el PSE-EE

Tras las declaraciones en rueda de prensa del pasado viernes por responsables municipales del equipo de gobierno sobre el balance positivo del servicio OTA renovado, el grupo municipal socialista exige mayor transparencia en la gestión ya que no han presentado ningún informe a los grupos de la corporación ni tampoco durante la rueda de prensa, evitando con ello que se pueda contrastar la veracidad de lo anunciado por el equipo de gobierno de Bildu y Podemos en un tema que está creando mucha confusión en la ciudadanía debido principalmente a la mala gestión realizada en todo lo concerniente a la gestión de aparcamientos en el municipio.

El portavoz socialista José Ángel Rodríguez manifiesta; “Un servicio que se ha puesto en marcha hace poco más de 2 meses no puede tener un balance positivo de 439.000 € entre otras cosas porque es imposible saber los ingresos que se van a obtener por ejemplo en recaudación por el servicio o en las multas. En todo caso será el balance final del ejercicio 2018 el que determinara si el mismo ha resultado positivo o negativo.

El equipo de gobierno representado en esta ocasión por el concejal de tráfico Jon Txasko asícomo el de Irabaziz-Podemos Ion Collar mezclan churras con merinas para confundir y justificar la mala gestión realiza en este apartado, que lleva ya un resultado de 14 trabajadores despedidos, con todos ellos en juicios, con sentencias en primera instancia condenatorias al ayuntamiento, con despidos nulos e improcedentes, con más de 600.000 € de indemnizaciones(última actualización) y con costes por abogados, procuradores y costas que elevaran la cantidad considerablemente si el TSJPV mantiene las sentencias actuales. A esta situación traumática hay que añadir la situación conflictiva que también crearon con 7 meses sin servicio y el consiguiente perjuicio de tráfico y aparcamiento a los vecin@s.

Los grupos municipales que forman la Corporación no han recibido ningún informe o dato sobre el nuevo sistema OTA, ni económico, ni técnico. Gracias la falta de información, participación y transparencia no conocemos ni hemos podido preguntar o debatir sobre el tema, pero mientras no nos lo demuestren, no podemos reconocer como válido dicho balance que manifiestan, aunque si podemos asegurar que el mismo, no es más que especulativo y con pocos o nulos visos de realidad.

En este primer año donde se realiza el mayor esfuerzo como es la compra del software, la maquinaria, los vehículos, el personal de mantenimiento del sistema informático, los policías locales que deberán atender el nuevo servicio,….. a lo que hay que sumar los coste judiciales, las indemnizaciones,…. y con una reducción en el coste de la tasa de residentes de un 20 %, y sin saber cuánto se va a recaudar,  nos es imposible creer que el saldo será positivo a fin de año en 800.000 €.  

En relación con las declaraciones realizadas por el responsable de Irabaziz-Podemos Ion Collar sobre los trabajadores nos parecen irrespetuosas y desafortunadas para quien se define como de izquierdas y defensor de la clase trabajadora. Los asalariados de la OTA, guste o no guste, cumplían con sus funciones dentro del marco laboral de su convenio provincial, que no es comparable, con el convenio laboral que tienen los trabajadores de la administración pública y ello, no es ni un mérito, ni un desmerito para afirmar que su salida ayuda a que la balanza resulte positiva.

Además tal y como tienen diseñado este nuevo servicio, el mismo, quedara en muchas ocasiones desatendido, ya que los agentes deberán atender otras necesidades para cumplir con las demandas que la ciudadanía solicita a la policía de barrio, situación que hasta la fecha no llegan a  cumplir.