El Congreso acepta la propuesta del Grupo Vasco para derogar las dos últimas reformas del Tribunal Constitucional

El pleno del Congreso ha respaldado hoy la propuesta del Grupo Vasco para derogar las dos últimas reformas de la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional. De acuerdo con las posiciones manifestadas por los grupos parlamentarios en el debate de toma en consideración, y a falta de que se produzcan las votaciones cuando finalice el pleno, la iniciativa de EAJ-PNV será admitida a trámite por una mayoría de la Cámara.

Tal y como ha explicado Mikel Legarda, el objetivo de la Proposición de Ley del Grupo Vasco es, por un lado, eliminar los artículos de la Ley del Tribunal Constitucional que dan carácter ejecutivo a sus sentencias y que permiten actuar contra las autoridades y funcionarios que incumplan sus sentencias y, por otro, derogar la recuperación del recurso previo de inconstitucionalidad contra los Estatutos de Autonomía.

Ambas reformas, introducidas en el año 2015, supusieron, a juicio del Grupo Vasco y en palabras de Mikel Legarda “una desnaturalización del modelo de justicia constitucional” y ha añadido que acarrearon “negativas consecuencias al atribuir al TC unas responsabilidades que no le son propias”. Asimismo, ha denunciado que entonces se introdujeron “factores distorsionantes en el sistema de relación con los poderes constitucionales al atribuir al Tribunal Constitucional funciones políticas de respuesta judicial enajenándole de su función constitucional de árbitro”.

En definitiva, Legarda ha denunciado que el Grupo Vasco quiere revertir “las graves consecuencias” que supusieron las dos reformas introducidas por el Congreso en el año 2015 con el voto en contra de EAJ-PNV y que supusieron “un paso más en el camino de judicializar procesos que son eminentemente políticos”.

Así, Legarda ha recordado que la primera de las reformas que realizó el PP en 2015, por la que se le atribuyen potestades de ejecución al Tribunal Constitucional para garantizar la ejecutividad de su decisiones ante eventuales incumplimientos, fue una iniciativa “partidista” y ha esgrimido, como prueba de ello, que la misma fue presentada en plena precampaña de las elecciones catalanas de aquel año por el candidato del PP a esas elecciones, Xavier García Albiol, que no era miembro de ninguna de las Cámaras. 

Asimismo, el diputado jeltzale ha recordado que la supresión del recurso previo de inconstitucionalidad contra Estatutos de Autonomía, hasta su recuperación en 2015 por parte de PP y PSOE, fue calificada por la doctrina “como el restablecimiento de la normalidad en las relaciones entre poderes del Estado y en el funcionamiento del sistema parlamentario pues fue una experiencia repleta de efectos distorsionantes”. 

Por ello, y en aras a huir de la respuesta judicial a “problemas eminentemente políticos”, el Grupo Vasco ha propuesto esta doble reforma de la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional que hoy será aceptada a trámite tras recibir el respaldo de la Cámara.