A partir del próximo lunes los puestos del mercadillo se repartirán entre la Alameda y el Paseo de Iztieta en su horario habitual

A partir del próximo lunes, 9 de noviembre, y mientras no existan cambios normativos derivados de la situación sanitaria, el mercado del centro se dividirá en dos, con el objetivo de seguir manteniendo la actividad económica y asegurando el cumplimiento de la normativa sanitaria vigente.
El mercadillo de la Alameda se reordenará para dar cabida también los lunes a las terrazas de los establecimientos hosteleros, así como poder atender otras solicitudes que requieran ocupación de vía pública, de forma que se compatibilizan diferentes usos y actividades asegurando las condiciones sanitarias.
Los puestos de Iztieta se ubicarán en el horario habitual en el Paseo de Iztieta, junto al río. En esta localización se instalarán puestos de todo tipo: ropa, complementos, alimentación…
Estos puestos irán alternando su ubicación cada cuatro semanas con el resto de puestos del mercadillo del centro.